Especialistas médicos españoles publican un documento de consenso la apnea del sueño infantil

Aumentar textoDisminuir texto
Imprimir noticiaEnviar a un amigo

La apnea del sueño infantil afecta al 4% de la población y, en los últimos años, se ha situado como patología emergente por sus consecuencias en la salud cardiovascular, estaturoponderal y neurocognitiva de los niños. El rendimiento escolar resulta afectado en los niños que padecen Trastornos Respiratorios del Sueño, desarrollando lo que se conoce como “deuda de aprendizaje”

Madrid, 13 de julio 2011 (medicosypacientes.com)

Actualmente en España, el Síndrome de apneas-hipoapneas durante el sueño (SAHS) afecta entre un 2 y un 4% de la población comprendida entre los 2 y los 6 años de edad; convirtiéndola en una patología altamente prevalente en la edad infantil. En este sentido, el SAHS constituye un problema preferente en la salud pública pediátrica por su alta prevalencia y porque se comporta como trastorno concurrente de diferentes procesos crónicos en la infancia, su existencia empeora el curso de diferentes patologías a las que se asocia y sus consecuencias influyen de forma evidente en la calidad de vida del niño a la vez que en la de sus cuidadores, en caso de los niños con discapacidad.

La apnea del sueño se caracteriza por una obstrucción parcial prolongada de la vía aérea superior y/o una obstrucción intermitente completa que interrumpe la ventilación normal durante el sueño y los patrones normales del mismo. Esta dolencia puede concurrir con otros trastornos de salud en un mismo paciente hecho que implica la aplicación de un tratamiento diferente del que correspondería si fuera
enfermedad única. Dada dicha problemática, por primera vez, especialistas procedentes de diferentes ámbitos de la medicina española (neumólogos, neurólogos, neurofisiólogos, especialistas en otorrinolaringología, pediatras) han presentado un consenso para su diagnóstico y tratamiento.

Los especialistas médicos españoles han diseñado un patrón de diagnóstico y tratamiento adaptado a los pacientes dependiendo de las dolencias que presente. El consenso, publicado en la revista Archivos de Bronconeumología de SEPAR, asegura que las repercusiones médicas de esta dolencia respiratoria incluyen alteraciones cardiovasculares, alteraciones en la función ventricular y elevaciones discretas de la presión arterial, además del retraso pondoestatural del paciente infantil que la sufre; influyendo al mismo tiempo a diferentes sistemas del cuerpo.

“Desde hace unos años, se ha realizado un esfuerzo considerable por parte de diferentes colectivos científicos en la difusión, conocimiento y unificación del tratamiento del síndrome de apneas-hipoapneas del sueño (SAHS) en la infancia, aunque es remarcable la dificultad que supone que el manejo diagnóstico y terapéutico de la misma es claramente multidisciplinar” explica el neumólogo Joaquín Terán, coordinador del Área de Sueño de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

El documento integrador evidencia que el SAHS en el niño es consecuencia de la asociación de diferentes factores etiopatogénicos, por este motivo, el tratamiento debe basarse en diferentes factores tanto clínicos como terapéuticos. “El consenso presenta una estrategia terapéutica que tenga en cuenta la asociación de valores de polisomnografía nocturna, clínica y comorbilidad o unas consecuencias demostradas del SAHS; a la vez, que mediante la determinación de una serie de variables resulte más simple considerar la opción de tratamiento más adecuada según el paciente en cuestión”, aclara el Dr. Terán.

Asimismo, desde un punto de vista neuroconductual se ha observado que el 47% de los niños españoles con SAHS han tenido problemas conductuales, hecho que ha generado la aparición de problemas de aprendizaje que provocan una disminución del rendimiento escolar, fragilidad emocional, trastornos de déficit de atención y situaciones que afectan gravemente la calidad de vida del niño y su familia.

El consenso, que apuesta por un concepto transversal e integrado, ha sido realizado por el Grupo Pediatrico de Sueño y cuenta con el aval científico de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), la Sociedad Española del Sueño (SES), la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap) y la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Patología Cérvico-Facial (SEORL-PCF), también cuenta con el asesoramiento científico del Dr. David Gozal, experto de reconocido prestigio internacional y especialista en trastornos respiratorios del sueño en niños.