España se ha situado como el tercer país europeo con más tratamientos de fertilidad

Aumentar textoDisminuir texto
Imprimir noticiaEnviar a un amigo

La Sociedad Española de Fertilidad (SEF) ha dado a conocer los últimos resultados del Registro SEF, único registro español en Técnicas de Reproducción Asistida (TRA)

Madrid, 28 de febrero 2009 (medicosypacientes.com)

Los últimos datos publicados, correspondientes al Registro 2006 de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), sitúan a España como el tercer país europeo con más ciclos de reproducción asistida, con un total de 50.299 al año y el primero en ciclos de donación de óvulos y diagnóstico preimplantacional. El año anterior el Registro SEF 2005 situó a España en tercera posición, lo que demuestra la progresión anual que se ha registrado. Además, las tasas de embarazo están muy por encima de la media europea, con cifras superiores al 30%.

Los datos obtenidos en este documento ofrecen una radiografía fiable y rigurosa sobre el estado actual de esta actividad en nuestro país. En el Registro SEF 2006 han participado voluntariamente 130 centros, cifra que va en aumento respecto al Registro SEF 2005, en el que participaron 124.

Al comparar los resultados de los registros de 2005 y 2006 se observa “una tendencia de crecimiento constante del número de ciclos de reproducción asistida que se producen en nuestro país”, señala el Dr. José Antonio Castilla, coordinador del Registro SEF. Además se ha observado que la tasa de gestaciones únicas ha aumentado paulatinamente en detrimento de los múltiples en estos años.

La principal diferencia que se observa de los datos obtenidos entre los registros de ambos años, es que durante 2006 se introduce por primera vez en el registro, los datos referidos a los ciclos de tratamiento con ovocitos congelados, registrándose un total de 141 ciclos a través de novedosa técnica. En este caso la tasa de embarazo por descongelación de ovocitos es del 40,4%.

Más eficacia en los tratamientos

La edad de la mujer influye directamente en la disminución de su capacidad reproductiva. En teoría, “esto tendría que afectar al rendimiento de las TRA y a las tasas de embarazo, sin embargo su eficacia se mantiene o está aumentando ligeramente, lo que significa que los tratamientos son cada vez más efectivos”, apunta el Dr. Castilla.

Aproximadamente el 80% de las pacientes que siguen un tratamiento de fecundación in vitro (FIV) o microinyección espermática (ICSI) tiene una edad comprendida entre 30 y 40 años y el 55,7% de las mujeres receptoras de ovocitos tienen una edad superior a 40 años, según datos del Registro SEF 2006.

Con estos resultados se está demostrando que las técnicas y los tratamientos utilizados son cada vez más efectivos. De hecho, antes de que una mujer se someta a una técnica de reproducción asistida se le administra un tratamiento de estimulación ovárica, a través de una cantidad determinada de unas hormonas que ella misma produce habitualmente y que regulan el funcionamiento de los ovarios. El objetivo de todo ello es conseguir un número adecuado de óvulos de buena calidad.

Actualmente la hormona más empleada en este sentido es la FSH recombinante (obtenida mediante ingeniería genética), administrada en el 54% de los ciclos realizados en 2005. Es un tratamiento biotecnológico que garantiza la calidad, la pureza y la seguridad desde el origen. Según el Dr. Castilla, “el uso de la hormona FSH recombinante ha ido aumentando en los últimos años y ya se ha consolidado como la herramienta más empleada en estimulación ovárica, en detrimento de la hormona de origen humano, concretamente urinario”.

Nada que envidiar a Europa en tasa de embarazos

Las cifras de embarazos a partir de los tratamientos de reproducción asistida en España “son muy superiores a la media europea de 2006, situándonos en primera línea. Así, el mayor índice de gestaciones ha sido el 50% registrado en donación de ovocitos”, comenta el Dr. Castilla. Algo similar ocurre en las técnicas de inseminación artificial (IA). De los 30 países que participan en el registro europeo, 21 aportan datos sobre ésta técnica, siendo España uno de ellos.

En 2006 se han realizado en nuestro país 29.766 ciclos de inseminación artificial, siendo 23.976 ciclos de IAC (inseminación artificial conyugal) frente a los 22.078 que se realizaron en 2005. Asimismo, se desarrollaron, en 2006, 5.790 ciclos de IAD (inseminación artificial con semen de donante) frente a los 5.075 ciclos de 2005.

Menos embarazos múltiples

Se ha observado una clara tendencia a disminuir el número de embriones transferidos por cada transferencia realizada, logrando por cuarto año consecutivo que las transferencias de dos embriones superen a las de tres. En el año 2006 se transfirieron una media de 2,1 embriones por transferencia, cifra ligeramente inferior a la de años anteriores. En este sentido, el 59,9% de las transferencias fueron de dos embriones.

En cuanto a la evolución del número de embriones transferidos entre los años 1998 y 2006 se observa que “las transferencias de tres embriones han caído hasta situarse en valores inferiores a los del año 1998. Por otro lado, se ha producido una subida de las transferencias de dos embriones respecto al año 2005. La transferencia de un solo embrión sigue aumentando aunque paulatinamente”, afirma el Dr. Buenaventura Coroleu, presidente de la SEF.

En cuanto a los partos consecuencia de los TRA, más del 75% son únicos, los dobles siguen descendiendo del 30% en 2005 al 21,9% en 2006 y los triples representan cifras mínimas (1,7%).

A finales de la pasada década y gracias al Registro SEF, se comprobó que en España el número de embarazos múltiples por TRA era elevado, lo que permitió cambiar la política de transferencia de embriones y constatar, mediante este registro, la eficacia de este cambio. “Si queremos seguir bajando la tasa de embarazo múltiple ya no nos vale sólo con transferir 2 embriones, sino que debemos empezar a transferir 1 sólo embrión. Hace diez años nos dimos cuenta que debíamos empezar con la transferencia de 2 embriones, ahora debemos darnos cuenta de la necesidad de transferir 1 embrión, como ya han hecho Suecia, Finlandia o Bélgica”, señala el Dr. Coroleu.

Registro de Técnicas de Reproducción Asistida de la Sociedad Española de Fertilidad: años 2005 Y 2006

Para realizar el seguimiento de los tratamientos de reproducción asistida (TRA) que se realizan cada año en nuestro país, la Sociedad Española de Fertilidad creó en 1993 un registro de actividad conocido como Registro SEF.

Realizado a partir de la participación voluntaria de los centros acreditados para TRA, el registro aporta información rigurosa y fiable acerca de la aplicación de estas técnicas. De sus características demográficas y médicas, ofreciendo además los elementos de mejora necesarios para aumentar su seguridad y eficacia.

El Registro SEF recopila datos de diversos TRA: inseminación artificial conyugal (IAC), inseminación artificial con semen de donante (IAD), fecundación in vitro (FIV), microinyección espermática (ICSI), criopreservación embrionaria, donación de ovocitos, diagnóstico genético preimplantacional (DGP) y tratamientos en pareja con enfermedades infecciosas transmisibles.

El Registro SEF 2005 incluye además, los datos de los ciclos de maduración in Vitro de ovocitos y en el Registro SEF 2006 se introducen por primera vez los datos de los ciclos de tratamiento con ovocitos congelados.

Asimismo, el registro analiza diversas variables que influyen en los TRA como el nivel de actividad, los parámetros clínicos —edad media de los pacientes, causas de esterilidad y pautas de tratamiento— así como eficacia de los TRA y las tasas de embarazo, la calidad de los embriones transferidos y la seguridad de los TRA.

El Registro SEF, que cuenta con la colaboración de Schering-Plough, es una iniciativa que se adelanta al registro de esta actividad previsto en la Ley de reproducción Asistida (Ley 14/2006), la cual contempla la obligación de contar cono un registro TRA y de donantes. Asimismo, y desde su puesta en marcha, esta iniciativa forma parte del Registro Europeo de Tratamientos de Reproducción Asistida y también participa en el Registro Mundial de Tratamientos de Reproducción Asistida. Los resultados del Registro SEF se publican anualmente en la Revista Iberoamericana de Fertilidad y tienen carácter público.

Los tratamientos de reproducción asistida que se recogen en el Registro SEF son:

  • Inseminación Artificial Conyugal (IAC)
  • Inseminación Artificial con Semen de Donante (IAD)
  • Fecundación in Vitro (FIV)
  • Microinyección espermática (ICSI)
  • Criopreservación embrionaria
  • Donación de ovocitos
  • Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP)
  • Tratamientos en pareja con enfermedades infecciosas
  • Descongelación y criotransferencia (DCT)

Las principales variables que se analizan son:

  • Nivel de actividad
  • Parámetros clínicos: edad media de las mujeres, causas de esterilidad y pautas de tratamiento
  • Eficacia: tasas de embarazo
  • Calidad: número de embriones trasferidos
  • Seguridad y riesgos: embarazos múltiples y complicaciones

Los datos se agrupan en dos registros:

- Registro FIV-ICSI: engloba la fecundación in vitro, la microinyección espermática, la congelación y criopreservación embrionaria, la donación de ovocitos y los tratamientos con diagnóstico genético preimplantacional.

- Registro IAC-IAD: incluye la inseminación con semen de la pareja (IAC) y la inseminación con semen de un banco de donantes (IAD).

Principales Tratamientos de Reproducción Asistida

- Inseminación Artificial: consiste en depositar los espermatozoides en el interior del útero. Existen dos posibilidades: inseminación artificial conyugal (IAC) e inseminación artificial con semen de donante (IAD).

- Fecundación in Vitro: consiste en poner en contacto uno o más óvulos con los espermatozoides en el laboratorio. Una vez los ovocitos son fecundados, el embrión o embriones resultantes se transfieren al útero.

- Microinyección espermática: introducción, mediante una microaguja, de un espermatozoide en el interior del óvulo.

- Donación de ovocitos: el óvulo de una donante se insemina in vitro con el semen del cónyuge y los embriones resultantes se transfieren a la futura madre.

- Diagnóstico genético preimplantacional: tras un tratamiento de fecundación in Vitro se testa genética y cromosómicamente a los embriones para seleccionar a los sanos antes de su transferencia al útero de la madre.

Más información: