Cada año aparecen nueve casos de parálisis facial por cada 100.000 habitantes

Aumentar textoDisminuir texto
Imprimir noticiaEnviar a un amigo

El último encuentro internacional de expertos realizado en Pamplona señala que los últimos avances quirúrgicos en parálisis facial se centran en la trasposición muscular regional y el trasplante muscular

Madrid, 26 de febrero 2009.(medicosypacientes.com)

Con el objetivo de discutir sobre las últimas novedades y técnicas más actuales en el tratamiento de la parálisis facial, se ha celebrado recientemente un curso dirigido a médicos residentes en la Universidad de Navarra, que ha contado con la colaboración de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (SECPRE). La jornada, que acogió a importantes cirujanos extranjeros de prestigio internacional, tuvo un contenido muy práctico y en él se presentaron numerosos casos clínicos.

La parálisis facial es una patología relativamente frecuente, y cada año aparecen nueve casos por cada 100.000 habitantes, siendo múltiples las causas que la pueden producir. Por un lado están las internas (diferentes tipos de tumores, infartos o malformaciones vasculares, etc.), y por otro, las externas (traumatismos craneales, ciertos agentes tóxicos, infecciones víricas o bacterianas, el frío, un accidente quirúrgico, etc.) También puede producirse una parálisis facial sin una causa aparente (Parálisis de Bell) o de forma congénita (Síndrome de Moebius).

Según el Dr. Antonio Porcuna, Presidente de la Fundación Docente SECPRE: “La parálisis facial supone un gran drama para la persona que la sufre, la cual termina perdiendo su autoestima y sufriendo rechazo social. Y es que la sonrisa, que es una característica específica y cualitativa del ser humano, se convierte en una mueca en las personas afectadas por esta patología. En España, disponemos de equipos de cirujanos muy importantes, como el dirigido por el Dr. Bernardo Hontanilla, de la Clínica Universitaria de Navarra, que se encuentra al más alto nivel mundial en lo referente a la recuperación anatómica, funcional y anímica de estos pacientes”.

Avances quirúrgicos y clínicos

Los últimos avances quirúrgicos en parálisis facial se centran en dos técnicas: la trasposición muscular regional, que consiste en utilizar músculos cercanos del lado de la parálisis para provocar el movimiento; y el trasplante muscular, que consiste en utilizar un músculo que está lejos de la parálisis facial (por ejemplo, de la pierna). En este caso, como el músculo se encuentra alejado, hay que cortarlo y trasplantarlo en la cara. En el caso de la trasposición, por el contrario, al estar cerca no se corta, sino que se traspone, se rota o se voltea. “La trasposición muscular es más recomendable en pacientes mayores de 65 años, y el trasplante muscular para los que aún no han llegado a esa edad”, afirma el Dr. Bernardo Hontanilla, Especialista en Cirugía Plástica y Reparadora de la Clínica Universitaria de Navarra, y director del curso.

“Por otra parte, en la Clínica hemos puesto en marcha un sistema de captación del movimiento facial que permite cuantificar el movimiento de la cara de manera exacta. A través de tres cámaras infrarrojas y un software, esta técnica 3D procesa el movimiento facial antes y después de la reconstrucción. Para ello se ha creado un método exacto de medición que valora diferentes parámetros: ángulos y velocidad de arrastre de las comisuras, barrido de la superficie entre distintos puntos, etc. comenta el Dr. Hontanilla. Este sistema, además de analizar los resultados de la cirugía, contribuye a programar el acto quirúrgico.

Más información: