Pacientes formados, "beneficios para todos"

Aumentar textoDisminuir texto
Imprimir noticiaEnviar a un amigo

La Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud ha puesto en marcha una red de pacientes formadores en seguridad del enfermo, en el marco del Sistema Nacional de Salud

Madrid, 27 de febrero 2009 (medicosypacientes.com)

El diálogo impulsado en estos últimos años por la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud entre pacientes, profesionales y gestores sigue dando sus frutos. A la Declaración de los pacientes españoles por la Seguridad del Paciente, presentada hace poco más de un año en la III Conferencia Internacional de Seguridad del Paciente y suscrita por 26 organizaciones civiles y más de 140 sociedades científicas, se suma ahora la puesta en marcha de la Red de pacientes formadores en seguridad del paciente, en el marco del Sistema Nacional de Salud.

Se trata de la primera red de estas características constituida a partir de un marco institucional de las organizaciones de pacientes, usuarios y consumidores. En concreto, está respaldada por 27 organizaciones, lo que representa más del 80% del tejido asociativo del Sistema Nacional de Salud (SNS). Además, es la primera red de este tipo a nivel europeo que incluye junto a los pacientes a usuarios y consumidores.

La creación de esta red responde a uno de los objetivos específicos recogidos por la Estrategia de Seguridad del Paciente del Sistema Nacional de Salud, que invita a “promover la participación de pacientes y ciudadanos en las políticas que se desarrollan en seguridad del paciente”.

Participación activa de los ciudadanos

Impulsada por la Agencia de Calidad del SNS y con el soporte de la Escuela Andaluza de Salud Pública, la iniciativa supone la participación activa de los ciudadanos en el ámbito de la formación en seguridad del paciente del sistema sanitario y responde al compromiso firme por ambas partes de alcanzar una asistencia más segura y de mayor calidad para todos los ciudadanos.

Se asiste, actualmente, a un cambio social profundo en el que surge un nuevo modelo de paciente. Es un paciente más informado, con más expectativas y necesidades, dispuesto a asumir la conciencia y las responsabilidades como agente social activo en relación a su salud. Su participacion en el Sistema Nacional de Salud se traduce en la toma de decisiones compartida con el profesional sanitario, que lo sitúa como protagonista y principal conocedor de su enfermedad y evolución clínica y social.

Beneficios de un paciente formado

En general, los programas de formación basados en pacientes expertos comparten como objetivo común la promoción del autocuidado de la salud. Para ello, se ocupan de atender las necesidades de información y conocimiento sobre salud de los usuarios, así como de inculcar confianza a enfermos y familiares en su capacidad de afrontar la situación y controlar los síntomas y el modo en que la enfermedad afecta a sus vidas.

De acuerdo con las experiencias internacionales al respecto, los beneficios de proporcionar al paciente una formación de calidad tienen, entre otros, los siguientes resultados: mayor satisfacción del paciente; mejores resultados clínicos; mejor relación y comunicación con los profesionales sanitarios; reducción de la ansiedad y de los efectos adversos relacionados con la prescripción de fármacos.

Asimismo, se han concluido resultados importantes como consecuencia de la formación de pacientes impartida por pacientes expertos. Entre ellos, figuran los siguientes: incremento de la autoestima; incorporación de hábitos de vida saludable; disminución de las visitas a urgencias; mejora del cumplimiento terapéutico; reducción del número de depresiones; disminución de las bajas laborales; y aumento de la confianza.

Talleres y aula virtual

A través de una metodología de formación en cascada, la Red de pacientes formadores en seguridad del paciente se basa en talleres presenciales para formadores y pacientes, con el apoyo de aula virtual. Además, dispondrá en breve de portal web con espacios propios para formadores, pacientes y asociaciones. Asimismo, se han desarrollado tutoriales, recursos prácticos, didácticos y audiovisuales, y foros y comunidades del conocimiento.

En su primera edición, la red tiene como objetivo la formación de entre 60 y 70 ciudadanos, seleccionados por las organizaciones de pacientes y consumidores participantes en el proyecto, de acuerdo con unos criterios de calidad y de habilidades pedagógicas y de comunicación. Ellos se convertirán posteriormente en los formadores de la siguiente promoción, que podría incluir de entre 120 a 150 pacientes-alumnos.

Entre los contenidos formativos previstos para 2009 figuran asuntos relacionados con cuidadores, prevención de infecciones, uso seguro de la medicación y prácticas sencillas.

Más información: